Polaris Studios | Mastered for iTunes
13609
page,page-id-13609,page-child,parent-pageid-14093,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,,ajax_fade,page_not_loaded,qode-theme-ver-7.8,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive
 

“Mastered for iTunes”

Ya seas un artista independiente, el director de un sello discográfico o un productor de materiales audiovisuales, tú eres quien provee el elemento más importante de la ecuación: La música.

En Polaris, nuestro trabajo consiste en la entrega de la versión finalizada de tu trabajo musical con las características de audio exactas que desees para su presentación al público.  En años recientes. Apple ha desarrollado una serie de herramientas de masterización, diseñadas para facilitar el logro de los mejores resultados posibles y de temas que posean un nivel de calidad competitivo dentro de lo que se ha convertido en la mayor distribuidora de música digital en el mundo:  iTunes.  Con más de 900 millones de dispositivos iOS en el mundo, capaces de reproducir tu música, es esencial para los estudios de masterización profesional el contar con las herramientas especializadas para la creación, optimización y codificación de tus temas para ser reproducidos perfectamente en estos dispositivos.

Al momento del lanzamiento de iTunes en 2001, la intención principal era la estandarización de contenidos comerciales de audio bajo un nuevo formato, llamado AAC (Advanced Audio Coding) para reemplazar al popular formato MP3, ya que el formato AAC proporcionaba una calidad de audio superior a otros codificadores de audio existentes para ese momento.  Gracias al trabajo junto a compañías como Dolby y Fraunhofer, se han llevado a cabo diversas mejoras adicionales sobre el formato AAC, hasta llegar a la calidad de audio disponible en temas vendidos a través de iTunes en nuestros días.  En Polaris Mastering, ofrecemos la opción de entrega de los temas y álbumes Masterizados para iTunes, codificados bajo el formato AAC, con excelente margen dinámico y sonido general superior al establecido en el standard del Red Book, proporcionando al artista un producto adaptado a los estándares propuestos por iTunes y con calidad de audio virtualmente indistinguible de la lograda en la grabación original de estudio.

¿Cuál es la diferencia entre el estándar “Mastered for iTunes” y otros formatos de masterización de alta calidad?

Para comprender este punto, es necesario contar con la información básica sobre las tareas técnicas que implica la codificación de música bajo formatos de alta resolución.  Esto puede explicarse de la siguiente manera:
Reducción de la frecuencia de muestreo (sample rate)

Un desafío implícito en el trabajo con audio de alta resolución viene de la necesidad de reducir tanto la frecuencia de muestreo (sample rate) como la resolución (bit depth) para codificar el audio bajo los formatos usados en la música que se distribuye comercialmente (CD, AAC, etc.).  Dicha reducción puede ser realizada por software (downsampling digital) o hardware (resampling a través de una nueva grabación).  Ambos métodos tienen sus propias ventajas y desventajas en lo referente al ruido o distorsión que puedan agregar al material de audio.

Downsampling

Downsampling, como supone el término, es el proceso de reducir digitalmente la frecuencia de muestreo, a través de un proceso abreviado como SRC (Sample Rate Conversion).  El downsampling implica, por ejemplo, disminuir la frecuencia de 96 KHz a 44.1 KHz; este proceso condiciona un efecto indeseable llamado aliasing, que produce daños al audio procesado.

Reducción de la resolución dinámica (bit depth)

Al disminuir la resolución de bits del audio (por ejemplo, de 24-bit a 16-bit), generalmente es necesario el empleo de una técnica llamada dithering.  Esta técnica introduce una especie de “ruido controlado” para llenar los vacíos de información digital dejados por los bits que se encontraban en la resolución original (24-bit) y ya no están presentes al bajar a 16 bits.  Este proceso implica el intercambio de cierto contenido musical audible por distorsión de bajo nivel, que compensa el vacío digital.

El Protocolo

El protocolo de Apple para evitar la distorsión y pérdida de data musical en el audio final se resume en un método de 2 pasos:
RESAMPLING

El primer paso consiste en el uso de un nuevo algoritmo nativo para la conversión de la frecuencia de muestreo (SRC), que hace resampling del archivo del master a 44.1 KHz.  Dado que esta conversión genera un archivo con resolución “flotante” de 32 bits, se preserva la información que de otra manera caería fuera del rango de amplitud permitido.  Este método evita la aparición de aliasing o distorsión que ocurrirían en el método antiguo de SRC y proporciona un archivo de máxima calidad para ser transferido a la codificación final.

CODIFICACIÓN LIBRE DE DITHERING

El segundo paso comprende procesamiento del archivo a través de codificadores nativos de Apple, diseñados para incluir cada bit de información disponible en el contenido audible del archivo final, conservando todo el rango dinámico procedente del archivo original de 24 bit y eliminando la necesidad de aplicar dithering.  Esto tiene una doble ventaja, al no sólo obviar la necesidad de añadir ruido innecesario no también permitir a los codificadores trabajar de forma más eficiente al no tener que dedicar recursos a la codificación de ruido no deseado e innecesario.

CONOCE LOS FORMATOS DE AUDIO DISPONIBLES